EL SABOR DE SABERTE

Es compleja la incompresión mutua, por eso a veces tienes que seguir aunque no lo entiendas. De eso trata la vida, de incomprensiones compartidas que se comprenden sin entenderlas del todo.

Total, de nada sirve estar con alguien que no se cuestiona su realidad, a lo más que llegarías es a la típica conversación sobre el tiempo que hace hoy. La vida solo necesita la necesidad de andar y el ansia por descubrir, el resto son pompas de jabon que nos sopla algún niño jugueton de una raza diferente.

¿Humanos? ¿Donde?, yo solo veo actos reflejos a situaciones confusas. Ahora toca subir la piedra a la montaña sin haber dormido ni un solo segundo, y después descansar para tal vez… para tal vez nada. Reflejos de sol que molestan la vista de quién sabe cuando tiene que parar. Asombrado y sin sombrero, equilibrado sin libertad. Excentrico y fugaz de deseo y piél, la feria de los sensatos, la paz de los dormidos, la luz tenue de la luna y… el sabor de saberte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .