RAIZ DE FURIA Y SED

Recuerdo recordar que estuve loco… y desperté de la ausencia.

Recuerdo despertar enloquecido… y resurgir en la cordura.

Y ahora cuerdo y aliviado me encuentro la soledad que dejó a su paso… como cuando me abandonas por no saber seguir.

Ya no necesito la inquietud que suponía aquél fuego… aunque solo me demuestre que estaba equivocado.

Sé que fue la calma la que me trajo de regreso… y fue sufiente como para perder el miedo.

Tal vez ya nunca vuelvas por mí aún consciente mente… pero por si acaso, conservaré el silencio que hizo que mí paz regresara.

Después de todo… ya nos digimos bastante, ¿que hay que no sepamos el uno del otro?.

Raiz de furia y sed… en el consuelo de los amaneceres confusos y abruptos.

Y el pan mal pagado al que ya me acostumbré…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .